Navigation (documentations):


16/3 (1568-09-26)

Title of the document: 
[Modifications of the statutes of the Sacred Chapel of El Salvador in Úbeda granted by Doña María de Mendoza, widow of the founder Don Francisco de los Cobos, on September 26, 1568]
Document's source: 
Seville, Casa de Pilatos, archive of the Fundación Casa Ducal de Medinaceli, Sección Sabiote, leg. 20, pieza 8, 26 September 1568, unfoliated (copy in leg. 16, pieza 61, fols. 38v-40v, numbers [2]-6)
Type of document: 
Number of book-related items in this document: 
6
Type of owner of books or of people mentioned in Document (OLD): 
Institution owner of books or mentioned in document: 
Comments: 

Selection of the regulations of musical interest in the modified statutes.

Submission’s author: 

Items in the document

Item ID Description Composers mentioned in this item
16/3 (1568-09-26) [01] Doña María de Mendoza, mujer que quedó de don Francisco de los Cobos, Comendador Mayor que fue de León, del Consejo de Estado de su Majestad y su Contador Mayor de Castilla mi señor, señora de las villas de Sabiote, Torres, Canena, Jimena, Belliza y Requena, como conjunta persona y asimismo fundadora y patrona de la Sacra Iglesia de San Salvador de esta ciudad de Úbeda, testamentaria y sucesora en todo su mayorazgo y patronazgos, digo que habiendo venido a esta ciudad y visitado la nuestra iglesia del Salvador, y entendido la ordenación y constituciones de ella hechas y ordenadas por el dicho Comendador Mayor, mi señor, de buena memoria, para la buena gobernación de la dicha nuestra iglesia, nos ha parecido proveer algunas cosas, y considerando la variación de los tiempos y el trabajo de los ministros de la dicha iglesia y del servicio del culto divino, paresciéndome que el salario que estaba asignado es tenue y que no se pueden sustentar cómodamente por la carestía que al presente hay en los mantenimientos y de cada día se espera más, nos ha parecido acrecentar los salarios en esta manera por virtud de la bula apostólica que para ello nos es concedida, que los doce capellanes que al presente sirven tenga cada uno de capellanía y salario 50.000 maravedíes y el capellán mayor dos capellanías, y el sacristán mayor, que siempre ha de ser presbítero, tenga de salario 20.000 maravedíes, y el sacristán menor que ha de tener cargo de la limpieza de la iglesia y altares, a cuyo cargo es el tañer de las campanas y poner los libros que fueren menester en el coro y quitarlos y guardarlos en sus cajones, haya y tenga de salario 1.000 maravedíes más de lo que al presente gana, y por el oficio de pertiguero se le den otros 3.000 maravedíes, que son 10.000, y asimismo quiero que haya para el servicio de altar y del coro seis mozos a los cuales se les repartan 20.000 maravedíes conforme a lo que cada uno mereciere y sirviere por la ordenación del capellán mayor y maestro de capilla, por manera que en los sacristanes y mozos de coro se repartan 50.000 maravedíes de salario de una capellanía.
16/3 (1568-09-26) [02] Ítem. Por cuanto los divinos oficios se dicen y cantan con devoción, y para que siempre se haga así, quiero y es mi voluntad que de estas dobles capellanías se provean las cinco para cantores en esta manera, que la una sea para un maestro de capilla muy hábil y suficiente en la música que enseñe a los mozos de coro, y otra capellanía se provea en un contrabajo y otra a un tenor y otra a un tiple y otra a un contralto, que sean personas hábiles y de muy buenas voces, y porque al presente están proveídas tres en maestro de capilla y en contrabajo y en tenor, quiero y es mi voluntad que de las dos capellanías primeras que vacaren se provean en un tiple y en un contralto, porque la música que de presente hay no falte, y cuando quiera que cualquiera de estas proveídas en los cantores y maestro vacare, se envíen edictos a las iglesias catedrales de Granada, Toledo, Jaén y Sevilla y a otras donde al capellán mayor le pareciere, y venidos los que se opusieren muestren su habilidad examinándolos el capellán mayor con los cantores, y de los que se opusieren elija el capellán mayor con los cantores dos, los más hábiles y de mejores voces y costumbres, [y] poniendo al primero por primero y al segundo por segundo me lo remitan a mí o al patrón que por el tiempo fuere para que yo elija el que quisiere, y quiero que estas cinco prebendas estén señaladas como tengo dicho para maestro y cantores porque cada y cuando alguna de ellas vacare no se pueda proveer a otra persona alguna sino fuere cantor, como dicho tengo y por el orden que está dicho.
16/3 (1568-09-26) [03] Ítem. Por cuanto yo deseo que el culto divino sea muy honrado y el ministerio del altar muy cumplido, quiero y es mi voluntad, por la autoridad apostólica que yo tengo para ello, de acrecentar otras dos capellanías con salario de 50.000 maravedíes cada una para que estas dos capellanías las sirvan cuatro clérigos presbíteros que tengan buenas voces y sirvan de ministros del altar para el evangelio y la epístola en las misas cantadas, que cada uno de ellos tenga de capellanía y salario 25.000 maravedíes y estén sujetos en todo y por todo a los dichos estatutos de la iglesia.
16/3 (1568-09-26) [04] Yen porque los dichos estatutos obligan a todos los capellanes a la residencia del coro en todas las horas canónicas que se dicen y cantan, a que ganen o pierdan por distribución cotidiana la tercia [tercera] parte de sus prebendas, nos ha parecido moderar esto porque se aseguraren más sus conciencias, quiero y es mi voluntad que los doce capellanes y el capellán mayor que por tiempo fuere cada uno de ellos gane su prebenda por distribución cotidiana 33.000 maravedíes a Prima, Tercia, a Misa, a Vísperas, a 6.000 maravedíes por cada hora, y lo demás de sus prebendas de aquel día se gane en cualquiera de las horas por todo el año, y los cuatro capellanes acrecentados ganarán por distribución cotidiana o perderán de por mitad como llevan de salario, y el ganar y el perder de los sacristanes y acólitos, que es masa de por sí, ha de haber otro cuadrante para que en las multas que fueren multados se reparta entre ellos conforme al estatuto.
16/3 (1568-09-26) [05] Ítem. Por cuanto por los estatutos que la iglesia tiene están señaladas cinco misas con la que se dice en la capilla de la Concepción en Santo Tomás, quiero por mi devoción acrecentar otra misa en cada un día de esta manera: el domingo del día, el lunes de San Rafael, el martes de San Martín, el miércoles de San Andrés, el jueves del Nombre de Jesús, el viernes de la Cruz, [y] el sábado de la Encarnación, en las cuales misas han de entrar todos los capellanes, antiguos y modernos, por su tabla.
16/3 (1568-09-26) [06] Ítem. Por cuanto el dicho Comendador Mayor, mi señor, manda en sus estatutos y erige una cátedra de retórica y gramática perpetua que haya en esta ciudad con salario de 50.000 maravedíes, y 10.000 para un repetidor que son 60.000 maravedíes, la cual cátedra no se ha proveído hasta ahora, y porque yo querría que esta cátedra sea bien fundada y que puedan venir a ella personas eminentes que lean y hagan fruto en esta ciudad, así a los hijos naturales como para los comarcanos, ha me parecido que el salario de los 60.000 maravedíes es poco y quiero que sean 200 ducados de salario, de los cuales haya el repetidor los 10.000 maravedíes como el estatuto lo señala, y los 65.000 maravedíes sean para el catedrático, guardando en todo lo demás, así en la provisión de la cátedra como en el leer, de la manera que el estatuto lo ordena y dispone.
Last modified: Javier Marín-López - 28 Jun 2017

How to cite

Javier Marín-López, "16/3 (1568-09-26)", Books of Hispanic Polyphony, ed. E. Ros-Fábregas (accession date: 22 Mar 2019), https://hispanicpolyphony.eu/node/24540